martes, 23 de agosto de 2011

Aprendiendo a Comer


¿Cómo estás de  satisfecho con tu forma de comer actual? 
¿Consideras que tu alimentación es la que mejor se adapta a tu vida y a tu personalidad?  
Tu estado actual, es un signo de como te encuentras ahora, pero no tiene por que ser tu única opción.
 Puedes hacer muchas cosas dirigidas a ordenar tu relación con la comida. En mi caso concreto, descubrí que los carbohidratos estimulaban mi apetito. Cada vez que me apetecía comer algún tipo de bollo, pan, galleta, etc . empezaba y no sabía porque seguía comiendo.. hasta que estaba muy llena. Decidí pararme y pensar por qué estaba haciendo eso, si realmente no tenía hambre.
  • Muchas veces comemos en exceso debido a la indecisión o las pocas ganas que tenemos de hacer lo que nos toca hacer, o a que no sabemos por dónde empezar. Pero es una alimentación emocional que no nos está nutriendo sino haciéndonos daño. Otro truco para mí fue ser consciente unos minutos antes de notar que estaba llenandome, aprender a parar y hacer STOP mentalmente! Si aprendes a hacer esto te tienes que enfocar en la siguiente tarea, ya sea jugar con los niños, leer o trabajar y ponerte a ello enseguida.
  • ¿Te has fijado en  la estética de la comida?. Grandes raciones animan a una comida compulsiva y excesiva. Al final comer una comida selecta despacio es mas nutritiva y saciante, que invertir ese mismo tiempo en una comida rápida y vacía. Los japoneses por ejemplo gastan más dinero en comprar menos comida y de mayor calidad nutritiva, en comparación con EEUU: Las porciones japonesas son mucho más pequeñas, pero las presentan muy bien para poder experimentar y saborear cada bocado. Las cantidades pequeñas te enfocan mas en lo que estas comiendo, en como lo comes y reducen tu ansiedad.
  • A veces la comida se utiliza como una forma de premio o de escape del lugar donde nos hemos metido en nuestra vida. Saber cambiar el foco cuando tenemos estos impulsos de craving o gula, es importante para apreciar la energía, el placer del sabor de esa comida y poder hacer otra cosa sabiendo que luego llegará la hora de otra comida. Puedes probar a comer más veces en menos tiempo, evitando sentir privación y finalmente sintiéndome mejor.

¡Celebra estos pequeños cambios que puedes comenzar a hacer!

0 comentarios:

Publicar un comentario