viernes, 23 de septiembre de 2011

7 Hábitos Para Adelgazar Sin Dejar de Comer

Existe la idea de  las dietas mágicas existe. Pero adelgazar por la vía rápida suele ser un espejismo pasajero que acaba minando nuestras emociones y energías.

Por el contrario, lo que con el tiempo está tomando mayor importancia es el hecho de que generar ciertos hábitos de forma sostenida, nos permite perder peso y, lo que es más importante, mantenerlo pasando a formar parte de nuestra rutina.

Pero crear hábitos de cero no es algo que surja de la noche a la mañana. Por ello, la figura del coach de salud, entrenador, guía, etc. está tomando cada vez más relevancia en nuestra sociedad. El afianzar el propio compromiso de cambiar a través de estos profesionales, te ofrece un valor añadido y te ayuda a crear un plan que esté en armonía con tus preferencias, tus prioridades y vaya a tu propio ritmo. Vas a perder peso, ¡SÍ! y, lo más importante, vas a ganar nuevos hábitos saludables y una mejor calidad de vida.

Toma nota, estos son algunos de los hábitos más prácticos y comprueba si te funcionan:

1. Al llegar a casa después de un día de trabajo prepárate un caldo caliente y date una ducha. Cuando salgas te olvidaras de la idea de abalanzarte sobre el frigorífico a comer cualquier cosa  que encuentres, sin pensar.

2. Come algo antes de salir de compras, ya que es muy difícil elegir bien los alimentos y no tentarse con dulces o snacks si te sientes muy hambriento.

3. Una ensalada, un caldo de verduras, o un vaso con agua tibia antes de la comida, te ayudará a reducir el apetito y la cantidad de alimentos que comas luego.

4. Cuando sientas que necesitas desesperadamente comer algo dulce, ten siempre a mano en el frigorífico fruta natural, yogurt descremado, queso fresco o frutos secos, en definitiva, alimentos saludables naturales para picar.

5. Que un alimento sea considerado bajo en grasas no quiere decir que pueda comerse sin límite.  Si te tomas 3 yogures bajos en crema te sentirás muy lleno y meterás calorías extra. En cambio, con una pequeña porción de puré de patata, te darás el gusto y estarás adelgazando.

6. No hagas la promesa de no volver a tomar chocolate en tu vida. Proponte un límite razonable de una o dos veces por semana para incluir alguna pequeña porción de ese alimento que te proporciona placer.

7. Encuentra  tiempo para ti mismo, aunque parezca imposible siempre puedes buscar un tiempo para desconectar, para relajarte… lo que es más, éste nos va a rejuvenecer, nos va a permitir encontrarnos mejor y poder comer de forma más sosegada acelerando el metabolismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario