sábado, 3 de diciembre de 2011

Cambia el "chip" para adelgazar

Adelgazar es algo aparentemente sencillo.Cuestión de ingerir menos calorías de las que gastas, pero el verdadero reto es mantenernos. La dieta nos somete a normas y mas normas que no tienen en cuenta nuestros gustos, que coartan nuestro placer y nos llevan a escenarios del todo o nada.


El hecho de perder peso no es una cuestión física, más bien suele tratarse de una cuestión mental. Si mentalmente somos capaces de parar un poco antes de quedar saciados, si mentalmente nos permitimos tomar una pastilla de chocolate y disfrutamos de ese momento de forma consciente, en definitiva, si entrenamos nuestra mente para elegir sin dejarnos llevar por el estrés, la ansiedad, las emociones, podemos llegar a conseguir nuestra figura ideal sin someternos a dietas estrictas llenas de prohibiciones.

Comer es un acto placentero que asegura la supervivencia del ser humano. Pero cuando se trata de volver a ponernos en forma tenemos que ser proactivos, así que:
  • Adopta buenos hábitos alimenticios. Come bien pero evita trampas como comidas de trabajo, situaciones estresantes, etc.
  • Se realista. No puedes adelgazar en un solo día. Medio kilo por semana sería suficiente y evitaría el efecto yoyó que se originan con las dietas milagro
  • Reduce las raciones o ponte platos más pequeños, mastica despacio y conscientemente
  • Utiliza el horno, la cocina al vapor o cocida antes que frita
  • Escoge productos frescos y sustituye los refrescos por agua, infusiones frías o tés.

 Si tienes esto claro y aún así, sientes que hay algo más fuerte que te impide sostener estos hábitos, es hora de que te pongas manos a la obra, y junto con tu coach de salud,  aprendas a sobrepasar esas barreras.

0 comentarios:

Publicar un comentario