jueves, 1 de diciembre de 2011

El Mantenimiento; Verdadero Reto en la Pérdida de Peso

Todo el mundo puede perder peso rápidamente si se lo propone. El verdadero reto es saber mantenerlo. Un estudio científico nos sugiere los pasos que pueden facilitarnos esta tarea, para siempre.

Un estudio reciente publicado en la revista de medicina preventiva American Journal of Preventive Medicine, alerta de que las personas que logran tener éxito perdiendo peso, son las que aprenden a “cambiar de marcha” para poder mantener el rumbo que marca su nuevo peso.

Se ha observado que para perder peso se necesitan unas habilidades y comportamientos diferentes a los que son necesarios para mantener la pérdida. Bajar de peso implica tener que limitar el azúcar, comer entre horas  de forma saludable y no saltarse comidas, al menos inicialmente, hasta asegurarnos la nueva forma. Pero, estas prácticas, no tienen casi nada que ver con el mantenimiento;

Siguiendo con el estudio citado, las conductas que permitieron mantener la pérdida de peso alcanzada después de una dieta de adelgazamiento fueron:

•           alimentarse a base de fuentes de proteína bajas en grasa
•           practicar ejercicio de forma regular
•           premiarse y reconocer el mérito de ser capaz de cumplir un plan
•           recordarse a sí mism@s los motivos por los se deseaba perder peso.

Timothy Harlan, MD, profesor de medicina más conocido como el Dr. Gourmet y autor del libro ¡Solo Dime que Debo Comer!, opina que la clave para el mantenimiento de peso conlleva un cambio de mentalidad. 

Es decir, si quieres estar sano, perder peso y mantenerte, debes cambiar la forma en que te alimentas y normalizar tu relación con la comida.

Según su opinión, planificar es el siguiente paso que no hay que saltarse. Hacer un plan implica pensar que vas a comer y cuándo y tenerlo preparado, al igual que preparas la merienda de tus hijos o planificas las clases en época de estudio. Tendrás que preparar almuerzos saludables para comer entre horas y no saltarte comidas importantes, como un desayuno equilibrado.

Por tanto, tengamos  en mente que  conseguir adelgazar es sólo la primera tarea y que debe continuar con un cambio permanente en el modo en que pensamos, en nuestra relación con la comida y en nuestro estilo de vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario