Descubre la Alimentación Intuitiva

Descubre como la gestión de tus emociones puede permitirte equilibrar tu peso (artículo).

Aprende a comer de manera consciente en nuestros Talleres

Reserva tu plaza y acude a nuestros talleres presenciales en Madrid

Únete a Alimentacion y Emociones y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe el ebook "Comiendo de manera consciente e intuitiva" y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

sábado, 26 de mayo de 2012

Vive más, pesa menos!

A veces el hecho de pensar como todo el mundo piensa, nos hace obtener lo que todo el mundo obtiene y por tanto, ¿no nos estaremos equivocando de alguna forma?.

Por ejemplo, cuando se trata de adelgazar, se suelen cometer este tipo de equivocaciones: 
Mucha gente piensa que está estancada, que es desagradable porque tiene sobrepeso, que "apesta",  pero... la realidad es que en muchos casos, se mantienen gordos porque su vida no es agradable, está estancada o les disgusta. 

Cuando no nos aceptamos como somos, cuando no buscamos activamente la diversión, la pasión y el placer en nuestra vida, la comida puede llegar a convertirse en nuestra única fuente de entretenimiento, comodidad y emoción.

Descubre aquello que te gusta, indaga en tus fortalezas, conecta con gente afín a ti y comienza a perder peso, paso a paso. 

Piénsalo, prueba a vivir más, y ¡pesarás menos!

miércoles, 16 de mayo de 2012

Comidas adictivas y sustitutos

Hay que reconocerlo: hay comidas que son adictivas e irresistibles, aunque lamentablemente, suelen ser muy perjudiciales para la salud.

Sin embargo y por suerte, existen algunos sustitutos que también pueden hacerte pasar un buen momento culinario.

Alimento adictivo: Bebida gaseosa

La cafeína contenida en todo tipo de refrescos libera dopamina en el cerebro y el azúcar libera serotonina. Los refrescos (tanto los comunes como los de dieta) no son buenos para la salud y fomentan el sobrepeso.

Sustituto saludable: Té verde o té negro helados

El té verde o el té negro helados también liberan dopamina en el cerebro y brindan una buena dosis de antioxidantes, efectivos para combatir enfermedades y promover la pérdida de peso. Si desea endulzar su té, hágalo con stevia.

Alimento adictivo: Patatas fritas

¿Por qué las papas fritas gustan tanto? Porque toda su grasa libera mucha dopamina en el cerebro. Se trata del mismo producto químico que se libera cuando se consume alcohol.

Sustituto saludable: Apio o pimiento

El apio sumergido en alguna salsa saludable puede liberar dopamina en el cerebro al igual que lo hacen las papas fritas. Lo mismo ocurre con los alimentos picantes o con opciones como pimientos o zanahorias con hummus.

Alimento adictivo: Pizza

Nada más delicioso que el queso o mozarela derretidos. Sin embargo, sólo una rebanada contiene 2/3 de la ingesta diaria recomendada de grasa saturada.

Sustituto saludable: Pizza

No es necesario sacrificar el gusto de comer una pizza, porque puedes preparar una saludable, por ejemplo, con una masa bien delgada de harina integral, salsa de tomate fresca y queso desnatado bajo en calorias.


Ref: CodecoNutrilife. A. Borghi

lunes, 14 de mayo de 2012

2 Efectos de las Emociones sobre "el Comer"

Quien no se ha visto sumido en algún período de preocupación extrema...

Es como si la cabeza estuviese en constante actividad, dándole vueltas a todo y  generando estados de preocupación y ansiedad que nos quitan el sosiego y el orden, también en nuestra  alimentación.

Todo ello va generando un estrés interno que suele involucrar dos factores:
Estómago y comida.

Es evidente que, a parte de la genética y el entorno, los estados emocionales son una de las causas que afectan nuestra salud, desencadenando trastornos que afectan nuestra alimentación.

1. Cuando nuestro cuerpo acusa una tensión mental, nuestra digestión se trastorna, afectando no solo a lo que comemos sino a los procesos para digerir la comida.

2. El segundo elemento que se afecta es nuestro apetito. En algunas personas se produce un bloqueo  y es como si tuviesen "un nudo en el estómago", cerrando sus ganas de comer. Otras, por el contrario, sienten la necesidad de comer cada vez mas de determinados alimentos, de forma compulsiva.

De ahí la importancia de poner atención a nuestras experiencias vitales, como gestionamos las emociones que desencadenan y que pensamientos nos generan.

-  1. Estar muy preocupado puede generar estrés, y del estrés sostenido a la ansiedad hay un paso. Estos estados hacen que se trastoque nuestro apetito y digestión
-  2. Por ello, es necesario abordar cuanto antes "la causa" lo que nos preocupa, controlando nuestro dialogo interno y tomando acción para modificar el aquel hábito que necesitamos cambiar.

La compulsión o restricción con la comida son "síntomas" que denotan un desequilibrio vital. Si hay algo necesario para poder asimilar y deleitarnos con los placeres del buen comer, es el tener armonía emocional y viceversa; toda armonía emocional nos lleva a comer de forma compensada y equilibrada, a disfrutar sin engordar.

Por ello, dejar pasar el tiempo no es una solución, porque estos estados de inconformidad o estrés, pueden seguir actuando a nivel inconsciente (sin darnos cuenta), aunque mitiguemos transitoriamente sus efectos.

¿Como afectan tus emociones a la hora de comer? ¿Relacionas el buen comer con el equilibrio emocional?