Descubre la Alimentación Intuitiva

Descubre como la gestión de tus emociones puede permitirte equilibrar tu peso (artículo).

Aprende a comer de manera consciente en nuestros Talleres

Reserva tu plaza y acude a nuestros talleres presenciales en Madrid

Únete a Alimentacion y Emociones y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe el ebook "Comiendo de manera consciente e intuitiva" y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

martes, 26 de junio de 2012

¿Como puedo adelgazar rápido?

En verano, nuestra mente enciende el automático para disculparnos de tantos momentos en los que, disfrutar del exceso de comida y bebida, se coloca por encima de cualquier otro objetivo para nuestro bienestar. Todo esto está muy bien, pero no tiene por qué estar reñido con la toma de consciencia sobre nuestros hábitos. 


Si queremos tener autoestima y disfrutar el verano con salud comprendamos que nuestro cuerpo tiene memoria y luego nos hará pagar los excesos, si no sabemos actuar a tiempo.

Y ¿cómo actuar para disfrutar de la comida sin acumular kilos de más y gestionar nuestra necesidad de ser feliz, disfrutar el verano y al mismo tiempo cuidar de nuestra salud?

1. La primera recomendación es que nos olvidemos de las dietas restrictivas. Estas solo contribuyen a aumentar nuestra ansiedad  y conducen a múltiples desórdenes alimentarios.

2. Se consciente de todas las excusas que te sueles poner ante la falta de control y utiliza la comida para alimentarte. Se consciente de cuando estás comiendo por ansiedad, para tapar conflictos familiares, cuando estás solo, nervioso, etc. Si estás comiendo por motivos emocionales, acude a un coach de salud  cuanto antes y reprograma este comportamiento autodestructivo de una vez.

3. Date permiso para disfrutar de algún capricho, pero aprende a  “comer de forma intuitiva”. Es la mejor manera que existe de regular el peso a largo plazo. Al contrario de lo que se podría creer, el “comer intuitivamente” no llama a alimentarse de manera poco saludable, sino que motiva a quienes lo siguen, a saber reconocer las necesidades de su organismo y escoger los alimentos que le nutren.

4. Aprende a identificar las “calorías vacías”. Se encuentran en ciertos “alimentos” que debemos comer con mucha moderación, si queremos perder peso. Estos alimentos no nos aportan nada, si acaso un placer momentáneo, porque suelen ser bastante tentadores. No digo que no se puedan consumir ocasionalmente, pero mejor si los dejamos para estas ocasiones especiales y no para nuestra dieta diaria. ¿Que “alimentos vacíos” conoces?

5. Reprograma tus hábitos automáticos. Nos acostumbramos a actuar de una forma determinada para comer. Por ejemplo, a la hora de comer pedimos pan y un refresco. Es algo que sale espontáneamente y al final, se convierte en una conducta automática que puede estar perjudicándonos. Si observas bien y te haces consciente te darás cuenta de la importancia que tienen tus costumbres en las acciones cotidianas de cada día y el efecto sobre tu salud.

Y si aún así, te preguntas ¿Por qué no adelgazo si casi no como?
¡Cada cuerpo es un mundo! Tu coach de salud va a investigar contigo más allá de tu dieta.

¿Sabes que el estrés y la falta de suficiente descanso te frenan a la hora de adelgazar?
Tus hormonas, tu constitución, el tipo de comida, las horas entre comidas, el ejercicio físico, la ingesta de agua y otras bebidas...TODO es importante, lo grande y lo pequeño, lo que haces y sobre todo como piensas. Tus “MALOS HABITOS”

Desde hace años, vengo practicando los principios de la “alimentación intuitiva”, una filosofía de salud, que consiste en comer basándose en la sensación de hambre y la de plenitud, en lugar de hacerlo basándose en emociones o situaciones.

Parte del trabajo con tu coach se basa en investigar, estabilizar, identificar tu dieta y sobre todo, cambiar tus hábitos emocionales. A partir de este punto, empezarás a adelgazar de una manera natural, sana y con hábitos individuales y sostenibles para toda la vida.

viernes, 22 de junio de 2012

¿Te has fijado en cuándo comes?

Comer respetando unos horarios, y guardar periodos de 'descanso', es crítico si deseas  prevenir el aumento de peso y reducir el riesgo de enfermedades metabólicas.

El “no picar entre horas”, ese consejo que hemos escuchado a médicos, nutricionistas, madres preocupadas por controlar nuestro peso, ha sido ratificado en un estudio científico como imprescindible para mantener un peso y estilo de vida saludable.

Tan importante es que se come como cada cuanto tiempo se come. De hecho, algunos estudios han demostrado que en personas que trabajan por turnos o de noche, existe un vínculo entre la alteración de los ritmos de descanso diurnos o nocturnos, y la aparición de enfermedades como la diabetes.

El  estudio se realizó en ratones a los que se les alimentaba durante 18 semanas con dieta estandar y otra alta en grasas, algunos tenían acceso libre a la comida y otros un horario limitado  de ocho horas. La ingesta energética diaria a lo largo del estudio fue equivalente. Pues bien, tanto los ratones que tomaron una dieta alta en grasas como los que comieron una dieta normal, estuvieron protegidos de la obesidad siempre que comieran en un horario restringido. Además mostraron mejoras en su ritmos metabólicos, en el peso, y en la resistencia a la insulina, en comparación con los que comieron a cualquier hora.

El investigador principal, Satchidananda Panda, explica que hasta ahora el foco ha estado en lo que comen las personas y no en cuando lo comen.

Estos postulados están alineados con los postulados de la alimentación intuitiva, que practicamos en los talleres de alimentaciónyemociones, y que facilitan el reconocer el hambre y responder principalmente a estímulos biológicos, reprogramando patrones alimenticios para comer ordenadamente y no obedeciendo a simples impulsos emocionales.

Con una buena disciplina de comidas el organismo por si solo puede  ajustar su sistema energético, lo que suele derivar en un peso mas compensado.

Aunque todavía no hay estudios para demostrarlo, los resultados empíricos demuestran que es mejor dejar  los hidratos de carbono, para consumirlos durante el día que hay más actividad y dejar para la noche las proteínas y las verduras.

¿Eres consciente de como te alimentas entre horas? ¿Sabes a que responden esos impulsos? ¿Crees que influyen en tu peso?




sábado, 16 de junio de 2012

5 Tips para romper la meseta en la pérdida de peso

Se conoce por "meseta de la pérdida de peso", ese momento en que la persona deja de perder peso, es decir, se estanca en la pérdida de peso, a pesar de mantenerse comiendo dentro del programa de dieta baja en calorías, saludable y practicando la misma actividad física diaria que venía realizando cuando estaba perdiendo peso.

Esto podría ser normal, ya que la pérdida de peso puede hacerse más lenta o detenerse. Esto sucede en todas las personas que están en un programa de pérdida de peso, lo importante es que no pierdan todo el progreso que han tenido.

¿Por qué ocurre la meseta en la pérdida de peso?
Al iniciar un programa de pérdida de peso, con una dieta hipocalórica y equilibrada, ocurre una pérdida de peso muy rápida, que se debe especialmente a la perdida de liquido en el cuerpo, esto es debido a que al reducirse la ingesta calórica, el organismo obtiene la energía necesaria a partir del aumento del metabolismo, a partir de las reservas de grasa y de glucógeno, (un carbohidrato), que se encuentra en el hígado y en los músculos, (el glucógeno retiene el agua) y al consumirse este, se libera el agua, resultando en pérdida de peso sustancial. Cuando se comienza a perder músculo, disminuye el metabolismo, por lo que se comienzan a gastar “quemar” menos calorías que en el inicio de la dieta, incluso haciendo la misma actividad física. Esto lleva a un nuevo equilibrio, en donde el metabolismo es más lento, llevando a la famosa MESETA del peso.

Tips para Romper la Meseta de la Pérdida de Peso

- Revisa tus hábitos: Evalúa lo que has estado comiendo y el tamaño de las porciones y/o si ha disminuido tu actividad física diaria.
- Reduce 200 calorías más al día: Solo si es no te pones por debajo de 1.200 calorías al día, ya que menos te haría sentir mucha hambre, lo que no sería sostenible por mucho tiempo y se corres el riesgo recuperar el peso perdido más.
- Aumenta la cantidad de ejercicio: Aumenta el tiempo de ejercicio en unos 15 a 30 minutos más, o si sientes que puedes, intentar aumentar la intensidad de ejercicio.
- Considera agregar ejercicios de resistencia: Los ejercicios que ayudan a aumentar la masa músculo. Esto le ayudara a aumentar su metabolismo y la pérdida de peso.
- Trata de aumentar la actividad física en general: Utiliza menos el coche, usa la bicicleta para ir al mercado, haz el jardín o la limpieza de la casa.





Fuente. Codeco Nutrilife



lunes, 4 de junio de 2012

El Adolescente Obeso

Ser adolescente y tener exceso de peso, es un problema inmenso para muchos de los jóvenes de hoy en día que, teniendo mas o menos propensión a engordar, llevan unos hábitos de vida sedentarios (consolas, redes sociales, estudio, etc.).

En esta edad, existe una especial preocupación por el aspecto físico y cualquier kilo de más puede pesar demasiado, no solo en su cuerpo sino en su ánimo.

En este sentido la familia cumple un papel fundamental para detectar si el chico/a está entrando en unas malas rutinas y estimular su alimentación, actividad, descanso, etc. de forma saludable.

El cuerpo está diseñado para el movimiento, y mas aún durante la adolescencia, donde están desarrollando su crecimiento inicial a través de rutinas que luego se transformarán en hábitos más arraigados. Por ello es necesario animarlos desde el entorno:

Cuando hay problemas de  sobrepeso u obesidad, la alimentación y rutinas del joven son factores clave. Estate al tanto por si tu hijo/a necesita:
  • Cambiar los hábitos de comer (comer despacio, desarrollar una rutina)
  • Planificar mejor las comidas y seleccionar alimentos más sanos (menos grasas y dulces)
  • Observar las porciones y el equilibrio en sus comidas principales
  • Estimular su vida  activa o el ejercicio
  • Realizar comidas en familia y apagar la TV o el ordenador
  • Consumir mas frutas y verduras mediante platos más "seductores"
  • Comer meriendas y aperitivos saludables
  • Acostumbrarse a tomar agua entre horas y eliminar los refrescos
  • Reeducar su alimentación mediante un programa de alimentación saludable
  • Apoyo emocional para calmar sus emociones de forma ecológica
  • Trabajar desde la mente para sanar asociaciones malsanas con la comida
Como padres, podemos estar mas atentos y reforzar la autoestima de nuestros hijos. Pero ¿como?
Destacando sus puntos fuertes, sus cualidades como el ser humano único que es y no enfocándonos exclusivamente en su físico.


El exceso de peso puede acarrear complicaciones de salud, como diabetes, hipertensión, colesterol alto, pero también va arrastrando conflictos existenciales en los jóvenes, pudiendo provocar depresión, ansiedad y obsesión sobre su imagen que liberan alrededor de la comida.

Cuando se atajan los problemas a tiempo, tienen mejor solución.!






viernes, 1 de junio de 2012

Qué Comer durante el Embarazo

La alimentación es clave durante los meses de embarazo. Un ser nuevo vive en nosotras y hay que prestar más atención. Esto no quiere decir que comamos por dos y de manera exagerada, sino que tomemos mas consciencia de que  debemos atender a la sensación de hambre y discernir de otras sensaciones que se desencadenan del propio embarazo.

Te invito a leer estas recomendaciones sobre el “que” comer y a seguir el blog para aprender que hábitos de “como” y “cuando” son fundamentales para hacerlo de manera saludable:

- Siempre es preferible elegir alimentos frescos, evitando precocinados
- Con respecto a las formas de cocción, las más adecuadas son a la plancha, al vapor, hervidos o al horno.
- No tomar alimentos fritos, saltados, rehogados y rebozados a diario, solo consumirlos ocasionalmente.
- Evitar las carnes muy grasosas y  embutidos
- La sal debe reducirse, para evitar una posible retención de líquidos
- Evitar alimentos en salsas, salazones, ahumados y excesivamente picantes.
- No es bueno abusar de la repostería o bollería, ya que aportan grasas saturadas y un exceso calórico.
- Beber abundante agua. Se recomienda beber al menos 1 litro de agua por día. Durante el embarazo el aumento de hormonas provoca que el organismo retenga líquidos. Por ello, beber abundante agua ayuda a combatir este problema convirtiéndose en el mejor diurético natural. Además previene el estreñimiento, reduce las náuseas, elimina el sodio en exceso, mejora la piel y previene infecciones urinarias entre otros beneficios.
- Abstenerse totalmente del consumo de cualquier bebida alcohólica, ya que el alcohol es una de las causas de anomalías fetales. Nunca debe olvidarse que al feto llegan todas las sustancias ingeridas por la madre.
- No excederse en la ingesta de marisco ya que podrían ocasionar alguna reacción alérgica.
- Tomar a diario fruta y verdura
- Evitar bebidas gaseosas y azucaradas ya que su aporte calórico es alto y su valor nutritivo es nulo.
- El aporte de fibra mejora problemas de estreñimiento. La actividad y ejercicio diario, favorece la salud y buen funcionamiento intestinal.

Siente los beneficios de una alimentación saludable, durante tu embarazo.