viernes, 22 de junio de 2012

¿Te has fijado en cuándo comes?

Comer respetando unos horarios, y guardar periodos de 'descanso', es crítico si deseas  prevenir el aumento de peso y reducir el riesgo de enfermedades metabólicas.

El “no picar entre horas”, ese consejo que hemos escuchado a médicos, nutricionistas, madres preocupadas por controlar nuestro peso, ha sido ratificado en un estudio científico como imprescindible para mantener un peso y estilo de vida saludable.

Tan importante es que se come como cada cuanto tiempo se come. De hecho, algunos estudios han demostrado que en personas que trabajan por turnos o de noche, existe un vínculo entre la alteración de los ritmos de descanso diurnos o nocturnos, y la aparición de enfermedades como la diabetes.

El  estudio se realizó en ratones a los que se les alimentaba durante 18 semanas con dieta estandar y otra alta en grasas, algunos tenían acceso libre a la comida y otros un horario limitado  de ocho horas. La ingesta energética diaria a lo largo del estudio fue equivalente. Pues bien, tanto los ratones que tomaron una dieta alta en grasas como los que comieron una dieta normal, estuvieron protegidos de la obesidad siempre que comieran en un horario restringido. Además mostraron mejoras en su ritmos metabólicos, en el peso, y en la resistencia a la insulina, en comparación con los que comieron a cualquier hora.

El investigador principal, Satchidananda Panda, explica que hasta ahora el foco ha estado en lo que comen las personas y no en cuando lo comen.

Estos postulados están alineados con los postulados de la alimentación intuitiva, que practicamos en los talleres de alimentaciónyemociones, y que facilitan el reconocer el hambre y responder principalmente a estímulos biológicos, reprogramando patrones alimenticios para comer ordenadamente y no obedeciendo a simples impulsos emocionales.

Con una buena disciplina de comidas el organismo por si solo puede  ajustar su sistema energético, lo que suele derivar en un peso mas compensado.

Aunque todavía no hay estudios para demostrarlo, los resultados empíricos demuestran que es mejor dejar  los hidratos de carbono, para consumirlos durante el día que hay más actividad y dejar para la noche las proteínas y las verduras.

¿Eres consciente de como te alimentas entre horas? ¿Sabes a que responden esos impulsos? ¿Crees que influyen en tu peso?




0 comentarios:

Publicar un comentario