lunes, 4 de junio de 2012

El Adolescente Obeso

Ser adolescente y tener exceso de peso, es un problema inmenso para muchos de los jóvenes de hoy en día que, teniendo mas o menos propensión a engordar, llevan unos hábitos de vida sedentarios (consolas, redes sociales, estudio, etc.).

En esta edad, existe una especial preocupación por el aspecto físico y cualquier kilo de más puede pesar demasiado, no solo en su cuerpo sino en su ánimo.


En este sentido la familia cumple un papel fundamental para detectar si el chico/a está entrando en unas malas rutinas y estimular su alimentación, actividad, descanso, etc. de forma saludable.

El cuerpo está diseñado para el movimiento, y mas aún durante la adolescencia, donde están desarrollando su crecimiento inicial a través de rutinas que luego se transformarán en hábitos más arraigados. Por ello es necesario animarlos desde el entorno:

Cuando hay problemas de  sobrepeso u obesidad, la alimentación y rutinas del joven son factores clave. Estate al tanto por si tu hijo/a necesita:
  • Cambiar los hábitos de comer (comer despacio, desarrollar una rutina)
  • Planificar mejor las comidas y seleccionar alimentos más sanos (menos grasas y dulces)
  • Observar las porciones y el equilibrio en sus comidas principales
  • Estimular su vida  activa o el ejercicio
  • Realizar comidas en familia y apagar la TV o el ordenador
  • Consumir mas frutas y verduras mediante platos más "seductores"
  • Comer meriendas y aperitivos saludables
  • Acostumbrarse a tomar agua entre horas y eliminar los refrescos
  • Reeducar su alimentación mediante un programa de alimentación saludable
  • Apoyo emocional para calmar sus emociones de forma ecológica
  • Trabajar desde la mente para sanar asociaciones malsanas con la comida
Como padres, podemos estar mas atentos y reforzar la autoestima de nuestros hijos. Pero ¿como?
Destacando sus puntos fuertes, sus cualidades como el ser humano único que es y no enfocándonos exclusivamente en su físico.


El exceso de peso puede acarrear complicaciones de salud, como diabetes, hipertensión, colesterol alto, pero también va arrastrando conflictos existenciales en los jóvenes, pudiendo provocar depresión, ansiedad y obsesión sobre su imagen que liberan alrededor de la comida.

Cuando se atajan los problemas a tiempo, tienen mejor solución.!






0 comentarios:

Publicar un comentario