martes, 31 de julio de 2012

5 pasos para cambiar tu relación con la comida, y perder peso

¿Cómo es la manera en que te alimentas? ¿Consideras que tu forma de comer se adapta a tus circunstancias actuales?

Lo que sientas relativo a como te alimentas o tu relación con la comida es un síntoma actual, pero no tiene por que ser tu única opción. Puedes hacer muchas cosas para reordenar esa relación.

En mi caso concreto descubrí que los carbohidratos estimulaban mucho mi apetito. Cada vez que me apetecía picar algo tomaba algún tipo de bollo, pan, galleta, etc. empezaba y no sabía por qué, quería seguir comiendo y luego me sentía muy mal. 

Entonces, decidí parar y fijarme por qué estaba teniendo ese comportamiento, cuando en realidad, no sentía tanta hambre. Fue entonces cuando probé con otro tipo de aperitivo que me nutría y me saciaba más aún (fruta, tortas de arroz, frutos secos,  zumo natural o yogur). 

Hay pequeños detalles que nos ayudan a ganar control sobre lo que comemos y como lo hacemos, y que pueden ayudar a reeducar nuestra forma de comer y nuestro paladar. Veamos algunos que considero importantes:5 pasos para cambiar tu relación con la comida

1. Es importante reparar en la estética de la comida
Grandes raciones en el plato animan a una comida compulsiva y excesiva. Al final comer una comida selecta, más despacio, es mas nutritivo y saciante que invertir ese mismo tiempo en una comida rápida y vacía. Se ha visto que los japoneses, por ejemplo, gastan más dinero en comprar menos comida y de mayor calidad, las porciones son mucho más pequeñas, pero son muy bien presentadas lo cual favorece la experiencia de tomarlas y poder saborear cada bocado. Las cantidades pequeñas te enfocan mas en lo que estas comiendo, en como lo comes y reducen tu ansiedad

2. En ocasiones podemos estar comiendo en exceso debido a la indecisión o las pocas ganas que tenemos de hacer lo que toca después de comer,  o bien,  a que no sabemos por dónde empezar. Realmente, esa alimentación emocional no nos está nutriendo, nos está  entreteniendo y engordando.

3. Unos minutos antes de notar que te estás llenando, prueba a hacer STOP! mentalmente. Aprende a parar. Si enseñas a hacer esto a tu cuerpo, con la práctica, podrás enfocarte directamente en la próxima tarea ya sea jugar con tus hijos, hacer ese trabajo que  tienes pendiente, leer, etc. olvidándote de seguir comiendo.

4. A veces la comida se utiliza como premio o escape a nuestra situación vital. 
Estamos llenando un vacío en lugar de reflexionar sobre qué actividad, persona o recurso sería el paso siguiente, para no seguir atrapados en ese círculo tan improductivo

5. Lo primordial entonces es aprender a cambiar el foco cuando tenemos estos impulsos de craving, poder reflexionar y apreciar la energía, el placer del sabor una comida, pensando que, en unas horas, habrá otra. La idea es comer más veces y menos cantidad, no sintiendo privaciones sino aprendiendo a hacer elecciones más saludables.

Puedes compartir con nosotros trucos que te hayan funcionado a ti,  para conseguir mejorar tu relación  con la comida.

Consciencia y Foco!!

1 comentarios:

Gracias por tus consejos. Mi gran problema es que no se o no puedo parar de comer. Probaré a comer en platos mas pequeños

Publicar un comentario