martes, 21 de agosto de 2012

¡Cuidado con las "Calorias Vacías"!

Normalmente los alimentos que tenemos mas a mano, son los que mas engordan.  No nos engañemos, en la mayoría de los casos no es hacer las comidas estipuladas lo que nos engorda, sino todo lo que podemos ir picando entre horas,que consciente o inconscientemente, está cubriendo de forma errónea nuestras necesidades físicas y psicológicas.


Todo el mundo se ha visto alguna vez tentado en comer alguna "chucheria" para calmar una necesidad de ingerir algo entre horas, ya sean galletas, chocolates, bebidas azucaradas, etc. Todos estos “alimentos” suelen contener gran cantidad de azúcares, sodio, grasas saturadas, y químicos que hacen que el organismo acumule más peso o no pueda perder el que desearíamos.

Son los conocidos como "alimentos vacíos”, ya que aportan demasiadas calorías pero lo más probable es que acaben por no satisfacer nuestro apetito y, a largo plazo, puedan generar deficiencias de vitaminas, minerales, etc. o incluso aumentar la probabilidad de sufrir enfermedades crónicas (obesidad, diabetes, etc.)

Según la filosofía de la alimentación intuitiva, la privación radical de alimentos no es un camino sostenible para estar saludable. Esporádicamente, se puede necesitar un poco de azúcar, unos tentempiés salados, pero estos hábitos, NUNCA debe convertirse en una rutina.

Para evitar caer en tentaciones, te recomiendo estas claves:

PLANIFICA CON ANTELACIÓN

Un deportista de competición comentaba, “si estás preparado es difícil fallar”.
Si planificas lo que vas a comer durante el día, no tanto como comida principal (que se da por supuesto más saludable), sino entre horas, te puedes ahorrar tiempo y sobre todo muchos kilos de más. Todos estos alimentos pueden ser una opción saludable:

·        Frutas (Por ejemplo, manzana, kiwi,.. troceados) te proveerán de pocas calorías y muchos nutrientes en unas porciones moderadas
·        Frutos secos  (Una ración como puñado de almendras, nueces y pipas sin sal)
·        Verduras  cortaditas (como zanahoria o pepino en tiras con queso bajo en grasa)
·        Yogures desnatados.

COMPRA DE FORMA INTELIGENTE

Tu casa debe ser un espacio seguro y saludable para poder acceder a comida nutritiva en los momentos en que lo necesites.
Para ello lleva una lista saludable al supermercado en la que planifiques tus comidas semanales/mensuales.

Cuando tengas tiempo de cocinar prepara alimentos frescos  en mayor cantidad de la que vayas a consumir en ese momento y congela varios tuppers para poder tirar de ellos en lugar de comida rápida

Cuando tenemos hambre, somos capaces de comer cualquier cosa que se nos ponga a la vista pero, si nos merece la pena cuidar nuestro cuerpo, tenemos que tener precaución y tener a mano comidas saludables.

BEBE AGUA

Las bebidas también aportan calorías. Trata de limitar el consumo de bebidas con azúcar, grasas o alcohol y reemplázalas por agua.Tu estómago se sentirá lleno y reducirás el picoteo entre comidas.  Incluso, hay gente que confunde sed con hambre. Si te mantienes bien hidratado, ¡no tendrás dudas!.

NO ESPERES SENTADO

Hay personas que lo único que hacen cuando empiezan una dieta saludable es pesarse. Si de verdad quieres reducir tu talla, necesitas ponerte en movimiento.

DUERME LO SUFICIENTE

Es algo difícil en época de fiestas, pero es un punto crítico. Si estás muy cansada, tu cuerpo trabajará en forma lenta, conservando las calorías y sin quemar grasas. Por otra parte, cuando uno está cansado, suele comer cualquier cosa. Para evitarlo, ¡cuando tu cuerpo te lo pida, vete a la cama y evadirás tentaciones!

0 comentarios:

Publicar un comentario