lunes, 11 de febrero de 2013

¿Qué enfermedades puede originar una mala alimentación?

La alimentación es el primer pilar en la senda de la salud. La vida actual nos está llevando a alimentarnos de una manera rápida y desequilibrada y como consecuencia de ello, vivimos en una sociedad con graves carencias nutricionales y obesidad.


Nadie pone en duda a estas alturas que la  manera en que nos alimentamos determina en gran medida nuestra salud e incluso nuestros sentimientos.

Cada vez existe un porcentaje mas elevado de personas que están descontentos con su forma física y que viven en conflicto entre como están y como les gustaría estar, pero lamentablemente, esto no concuerda con sus hábitos diarios.

La mala alimentación puede desencadenar avisos en forma de síntomas que encienden la alarma en nuestro cuerpo para que tomemos conciencia de las graves consecuencias que podemos sufrir:

Consecuencias como:

- Colesterol: Se debe a la presencia de niveles altos de colesterol en la sangre que pueden causar problemas sobre todo a nivel circulatorio y cardíaco.

- Ácido úrico: Se debe a un aumento de los niveles de esta sustancia en la sangre y que puede producir enfermedades como la gota, etc.

- Hipertensión: Se debe a que la sangre viaja por las arterias a una presión mayor de la que debería  y que puede causar infartos, derrames cerebrales, etc.

- Anemia: Se debe a un déficit de algún nutriente esencial para la salud como por ejemplo el hierro aunque puede tener otros causantes. Es la disminución de concentración de hemoglobina en la sangre. La anemia origina debilidad y alteraciones del sueño, cardíacas, etc.

- Cálculos renales: Son agrupaciones minerales que pueden estar presentes en la pelvis, el riñón o los uréteres. Los más comunes son las piedrecitas que se forman por las acumulaciones de calcio

- Diabetes: Dificultad para procesar los azúcares por parte del organismo. Puede deberse a que el páncreas no produce bien o suficiente insulina; o porque las células del cuerpo no responden a la insulina que produce el páncreas.

- Depresión: Diversos estudios recientes aseguran que tomar grasas trans y saturadas aumenta el riesgo de padecer depresión y alterando el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro.

Todas estas y otras enfermedades se relacionan directamente con nuestra dieta. 

¿Te has dado cuenta de que fácil sería prevenirlas si consiguieses nutrirte adecuadamente cada vez que comes? Es algo que está bajo tu control.

Cada vez que vayas a comer presta atención a si ese alimento te da o te quita energía y como te vas a sentir después de comerlo. 

¡Tu salud te lo agradecerá.!

0 comentarios:

Publicar un comentario